HACE ALGÚN TIEMPO...

Custom Sofa Slipcover in Industrial Apartment
Cuando nos decidimos a renovar nuestro primer apartamento en Melbourne, hicimos lo que toda pareja hace cuando se enfrenta a un nuevo proyecto de decoración, buscar inspiración y valorar diseños. Una de las cosas en la que coincidmos rápidamente es en tener que ajustarnos a nuestro ajustado presupuesto. Así que en vez de comprar un nuevo sofá, nos decidimos a crear una funda a medida para nuestro sofá IKEA.
Un conjunto de fundas de sofá a medida nos iba a costar AU$850, ¡y eso solo para la mano de obra! Las telas costaban unos AU$50 por metro y, además, nuestras fundas iban a tardar 8 semanas en hacerse.
"¡Madre mía!" fue lo primero que pensamos, seguido por un "vale, ¿qué podemos hacer al respecto?".

La idea

Así que nos decidimos a hacer nuestras propias fundas. Al principio nos costó ponernos manos a la obra, pero después de varios intentos, algún que otro vídeo tutorial y una máquina de coser de segunda mano lo conseguimos. Fue en ese momento cuando comenzamos a personalizar fundas para nuestros amigos y familiares. ¡Y aquí surgió nuestro amor las fundas!

Trabajabamos en nuestro garaje junto a dos costureras. Hacíamos malabares con nuestros trabajos del día a día, y conseguimos fundar nuestra primera tienda electrónica en 2008. Y antes de que nos diéramos cuenta, mucha gente fuera de Australia empezaron a pedirnos también fundas para sus sofás de IKEA también.

En 2010 conseguimos tener nuestro propio taller a tiempo completo en Hong Kong. Esto nos ha permitido tener la libertad para seguir creando e innovando. Siempre siguiendo nuestros valores, estándares y ética.

Con nuestro pequeño equipo de 15 personas (por ahora), seguimos luchando por nuestra misión personal de ayudar a todo propietario de una casa a redescubrir su hogar. ¡Y queremos hacerlo algo simple, bonito y práctico!

Así que si necesitas que te ayudemos, solo tienes que dejarnos un mensaje. ¡Estaremos encantados de ayudarte!
How it started

Nuestros Principios

Satisfacción Garantizada
Guaranteed Satisfaction

Nuestras fundas están diseñadas para dibujarte una sonrisa en cuánto las veas. Sabemos que quedarás sorprendido en cuánto veas la gran diferencia que marcas nuestras fundas.

Sostenibilidad a largo plazo
Sustainable

A veces la vida es un poco más dura de lo que nos gustaría, por eso diseñamos nuestros productos con mucho cariño para que tu y tu familia podáis vivir con ellos a diario, sin miedo.

Precios justos y competitivos
Affordable Price

Creamos todos nuestros productos bajo demanda, pero siempre a unos precios muy asequibles. Además, no tenemos molestos agentes de venta, ni telas marcadas con feas etiquetas.

Atención al cliente cuidada y personal
Customer Focus

Tratamos a nuestros consumidores como nos gustaría que nos tratarán a nosotros: con honestidad, respeto y mucha amabilidad.

¿Qué no encontrarás aquí?

Modas pasajeras

Olvídate de esas telas llamativas y horribles que pueblan nuestro planeta. Seguro que un sofá amarillo chillón quedará genial en tu apartamento hoy... Pero no dentro de 2 años.

Trucos baratos

Productos reciclados, textiles orgánicos...

En Comfort Works somos realistas y sabemos que una tela natural sin tratarse no puede ofrecer la calidad que nosotros exigimos. 

Mal Karma

Estamos tan orgullosos de la calidad de nuestros productos, ¡qué obviamente nosotros también lo usamos!

Así que por si alguna razón no quedas contento con nuestro producto, nos encargaremos de hacer todo lo posible para solucionarlo.

Sobre los Fundadores

Rachel
Rachel
Con experiencia en el mundo de la arquitectura y la psicología, Rachel aplica su gran talento para el diseño y sentido del gusto en todos nuestros procesos. Desde la creación de patrones hasta el diseño de productos. Ella es la razón por la que nuestros productos combinan a la perfección diseño y usabilidad.
Henry
Henry
Ex-ejecutivo de publicidad, Henry se ocupa del día a día de las operaciones, la logística y la felicidad general de nuestros clientes. Un verdadero creyente del marketing boca-a-boca que, desde el primer día decidió invertir la mayor oarte de nuestros beneficios en mejorar el servicio a nuestros clientes.
 
Amamos el DIY (Do It Yourself), la pintura, medir, cortar, decorar, re-decorar... Y lo mejor de todo esto es que hemos podido convertir nuestra pasión en la pequeña empresa familiar que somos hoy.

Al ser un equipo formado por esposo y esposa, hemos podido aprender muchas cosas. Hemos aprendido que el tiempo de las personas es importante, que convertir una casa en un hogar necesita mucho esfuerzo. Supone una gran inversión emocional y es necesaria mucha creatividad.

También hemos aprendido que todo el mundo tiene un pequeño diseñador escondido dentro. Un diseñador que ama crear pequeños espacios para ellos mismos y sus seres más queridos.

Con el paso del tiempo también hemos aprendido que realizar una reforma no tiene porque suponer un gran desembolso económico. Esa es la razón por la que trabajamos creando bellas fundas personalizadas para ti y tu familia.

Nuestros productos están diseñados para los hogares. Esos lugares verdaderos, que a veces están un poco desordenados, pero que están llenos de amor y vida.
Atentamente, 
Rachel y Henry